La complejidad como eje de una muestra online del Espacio Pla en la UCA

 

Signar  .

      En el Pabellón de las Bellas Artes de la UCA se inauguró el viernes 4 la muestra Signar la complejidad, en conjunto con el Espacio Pla, que reúne la obra de los artistas Diego Alberti, Elisa Balmaceda y Renée Charmichael, con la curaduría de Merlina Rañi, en formato digital y podrá recorrerse online a partir de ese día ingresando al sitio web del Pabellón.

     En esta ocasión, la interfaz se propone desde un diagrama conceptual en el cual las piezas expuestas se sitúan según su afinidad con los ejes, que ofrecen distintos recorridos. Desde la organización del recorrido en un diagrama gráfico, hasta las temáticas y el contenido de las piezas, se trata al tema de la complejidad como perspectiva y como paradigma de la actualidad.

     Es así como a través de las diferentes piezas se plantea una agenda en la que cada artista presenta sus inquietudes, pero también formas de afrontar y abarcar la complejidad que estas presentan, estrategias que desde el pensamiento artístico, intentan un acercamiento personal y significante sobre cuestiones que superan la escala humana.

    Temas como la energía, la abstracción financiera, la pandemia, el colonialismo y la globalización o el código informático, componen el núcleo duro de esta propuesta, a través de obras que vinculan el conocimiento técnico con la interpretación sensible.

     La obra de Diego Alberti consiste en un sistema de tres obras en torno a la pandemia, como tema que atravesó diferentes esferas de la experiencia. En un ejercicio pensado desde la tríada, se presentan tres órdenes dentro del mismo tema, en representación de las diferentes perspectivas: DATA / MOOD / SELF.

      Según Cecilia Kavanagh, directora de Bellas Artes de la UCA, sus obras son interfaces, procesos que comienzan y duran hasta completarse. A la vez, cada una de ellas es de carácter inédito, único e irrepetible. El usuario se convierte en colaborador de la transformación artística, interactuando con la obra, dando forma a la pieza y fuerza para que esta cambie y evolucione, a menudo de manera impredecible.

        Desde la complejidad del código hasta la variabilidad de las imágenes, el algoritmo que articula los datos es parte integrante de su diseño, tal como lo es en criptodivisas como el Bitcoin, el Ethereum, plataforma a su vez de los NFTs (token no fungible en ingles), y tantas otras. 

          Renee Carmichael explora el papel que la captación del numero de dificultades del blockchain, o cadena de bloques, puede desempeñar en la creación de belleza, y lo traslada a movimientos corporales de gran dinamismo óptico.

         La infinidad de combinaciones de blockchains son la ejecución de una estética como podría ser el baile de una coreografía escrita. Tecnología que está cambiando el mundo financiero, pero polémica porque la magnitud del proceso de "minar" las criptomonedas, utilizando gigantescos servidores que no cesan de trabajar, consumen más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina, provocando un fuerte impacto en el medioambiente. 

      Al concepto del Taypi, el centro del mundo, la tierra, para el pueblo indígena originario Aymara, Elisa Balmaceda lo "encandila" con la energía solar, las radiaciones e intensidad de 10.000 soles, que resultan de una investigación en territorio a través del tiempo, y el consiguiente fenómeno del calentamiento global y el trastorno del orden natural.

      Revelando también que por el momento los espectadores aun podemos alegrarnos mediante la revelación mutua de la belleza del mundo, evidente bajo la hermosa luz del sol. Aquella que nos cautiva por el deslumbrante esplendor de su brillo y su sobrada potencia, dejando millares de percepciones de sentidos en el cuerpo y en la mente durante toda una vida. 

Link:: uca.edu.ar/signarlacomplejidad

6/2021

Eventos

Jue Oct 21 @18:30 - 08:30PM
"El Placer": tres hermanos y el legado de su madre
Vie Oct 22 @18:30 - 08:30PM
"El Placer": tres hermanos y el legado de su madre
Sáb Oct 23 @18:30 - 08:30PM
"El Placer": tres hermanos y el legado de su madre