La premiada "Akelarre" y la coproducción "Charlotte" renuevan la cartelera nacional

Akelarre

      A partir del jueves 11 de marzo podrá verse en Argentina Akelarre, multipremiado último film del director  Pablo Agüero. Seleccionada en la Quinzaine des réalisateurs de la 73° edición del Festival de Cannes, Akelarre tuvo su premiere internacional en la Competencia Oficial de la 68° edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián y, con 9 nominaciones, y se cosntituyó en la gran ganadora de los premios Goya.    

     El film de Pablo Agüero, se convirtió en una de los grandes ganadores en la 35 edición de los Premios Goya, los más importantes que otorga el cine español, al alzarse con cinco estatuillas. Y puede verse tanto en la pantalla de Cine.Ar como en el tradicional cine Gaumont, que hoy abre nuevamente sus puertas luego de más de un año cerrado. 

     Los cinco reconocimientos correspondieron en su mayoría a los llamados rubros técnicos; en tanto que la película local "Las Niñas", de Pilar Palomero, la siguió con cuatro galardones en las principales categorías, entre ellas a la mejor película.

    "Akelarre" se impuso en las categorías de diseño de vestuario, maquillaje y peluquería, efectos especiales, música, y dirección artística. Mientras que "Las Niñas" se quedó con los premios a la mejor película, mejor directora novel, guion original y fotografía.

     La historia se sitúa en 1609, cuando el juez Pierre Rosteguy de Lancre recorrió el País Vasco francés interrogando a centenares de personas y condenando a decenas de mujeres a la hoguera por supuestos actos de brujería. Luego relató su experiencia en el libro “TRATADO DE LA INCONSTANCIA DE LOS MALOS ÁNGELES Y DEMONIOS”. En esos textos barrocos y alucinados, Rosteguy de Lancre dio forma al mito del « sabbat de las brujas » (en lengua vasca: « akelarre ») que influyó a jueces y luego a artistas durante siglos. 
 
    Inspirado en ese libro del siglo XVII, pero con una mirada crítica, Pablo Agüero relata por primera vez la caza de brujas desde una perspectiva completamente femenina. Y por primera vez en la historia, une película muestra que en la caza de brujas no había brujas.

     La película transcurre en el País Vasco, en 1609. Los hombres de la región se han ido a la mar. Ana participa en una fiesta en el bosque con otras chicas de la aldea. El juez Rostegui, encomendado por el Rey para purificar la región, las arresta y acusa de brujería.

Akelarre2

     Decide hacer lo necesario para que confiesen lo que saben sobre el akelarre, ceremonia mágica durante la cual supuestamente el Diablo inicia a sus servidoras y se aparea con ellas.

    "Akelarre" es una coproducción española argentina, hablada en castellano y en euskera, con guión del propio Agüero y Katel Guillou, y cuenta en los papeles principales con actores como Amaia Aberasturi, Alex Brendemühl, Daniel Fanego, Yune Nogueiras, Lorea Ibarra y Jeanne Insausti.

     El director Pablo Agüero nació y creció en un pueblo de la Patagonia, y comenzó haciendo cortometrajes donde el compromiso social y el interés por la condición femenina eran los ejes de su obra. a los 15 años produjo "Más allá de las puertas", homenaje a Aldous Huxley y The Doors, que ganó la Bienal de Arte Joven. Otras obras fueron "Lejos del sol" y "Primera nieve", y el largo semidocumental "Eva no duerme" (2015) , basado en la historia del cuerpo embalsamado de Eva Perón.

      Sobre su nuevo film, Agüero señala que "este proyecto nace de un sentimiento de injusticia. La casi totalidad de las obras de ficción que tratan el tema de la caza de brujas perpetúan los clichés misóginos impuestos por la inquisición, sugiriendo que en el origen de los juicios y condenas habría verdaderos actos de brujería. En 2008, al leer “La Bruja” de Jules Michelet, descubrí un camino posible para reivindicar a esas mujeres libres e independientes que el sistema represivo de la monarquía clerical condenó injustamente a la hoguera y al olvido. De inmediato supe que la temática sería la construcción del mito del Akelarre. Mostrar cómo un juez como Pierre De Lancre inducía a sus prisioneras a encarnar sus propios fantasmas de hombre". 

 Angela Molina en un viaje muy especial

       También hoy se estrena en Argentina "Charlotte",  film de Simón Franco protagonizado por la actriz española Angela Molina (quien recibió pocos días atrás el Goya de Honor 2021 “por su carrera excepcional”), Ignacio Huang ( “Un Cuento Chino”), Lali Gonzalez ( "7 cajas"), y los prolíficos actores argentinos Fernán Mirás Gerardo Romano, además de Nico García Hume.

        "Charlotte" podrá verse en la pantalla de Cine.Ar los días jueves 11 y sábado 13 de marzo, a las 20, pero además estará disponible desde el 12 de marzo en Cine.Ar Play, en la web de ese canal., y además se exhibirá en el cine Gaumont, en su reapertura luego de más de un año.  Charlotte

      El film cuenta la historia de Charlotte, una olvidada estrella de cien española, quien al enterarse que el director que la llevó a la fama filmará su última película en Paraguay, se embarcará en un insólito viaje, en busca de algo más que el protagónico que siente que le pertenece.

      Simón Franco nació en Neuquén, Patagonia Argentina hace 41 años. Estudió Dirección en la Universidad del Cine (FUC), y se especializó en el taller de guión de José Martínez Suárez. Como guionista del largometraje “Guaraní” (2016) obtuvo “Mejor Guión” en el  FIC de Gramado. En cine publicitario, ha dirigido prolificamente tanto en Paraguay como en Argentina. Ha realizado los largometrajes “Tiempos Menos Modernos" (2011) y “Boca de Pozo” (2015).

     Según comenta Franco, "la idea de esta película nace al querer contar con elementos absurdos, la historia de una ex diva olvidada. Retratarla exacerbando los elementos dramáticos para encontrar la comicidad de su intimidad. Esa conjunción de géneros cinematográficos explotan en mi corta filmografía, como un deseo de contar ese renacer constante que tenemos los seres humanos; salir de esa pausa que la sociedad/industria nos impone".

       Señala que "en este caso se habla concretamente de poder dejar atrás una imagen propia que no volverá, para suplantarla por el auto reconocimiento. No mirar atrás. No hay un “antes” y un “después”, solo hay presente." y agrega: para retratar con más fuerza todo esto, era necesario que el protagónico fuera una mujer, que en mi punto de vista son las que más sufren de esta crudeza del audiovisual y por lo tanto sus actos, representan aún más la valentía de atravesar esa latencia, eso incierto que ha quedado trunco. La sensibilidad de Ángela Molina, y todo lo que ella representa, me significó el fin de la búsqueda de todo este mundo emocional, de valentía y entrega artística que quería retratar en este enfoque fuerte del protagónico.

3/2021