Una muestra rescata la obra de Rina Massardi, la primera cineasta uruguaya

RinaLaPrimera FotografiaNicolasMacchi

 

       El CCEBA Centro Cultural de España en Buenos Aires, dependiente de la Embajada de España en Argentinainaugura el jueves 31 de julio, a las 19 horas en su sede de Paraná 1159, la muestra "Rina, la primera", concepto y dirección de Inés Olmedo con la curaduría de Fernando López Lage y Ángela López Ruiz, con obras en diversos soportes sobre el tema de la vocación artística a partir de la figura de Rina Massardi como pionera del cine uruguayo.

 
     Proyecto seleccionado por el Fondo Concursable para la Cultura del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) de Uruguay, la exposición se puede visitar con entrada libre y gratuita hasta el 29 de agosto de lunes a viernes de 10:30 a 20 horas, incluye varias actividades asociadas y cuenta con el apoyo del Festival de Cine de Venecia, Revista de Arte Contemporáneo Sauna, Museo del Cine de Buenos Aires Paulo Ducros, Fundación Pablo Atchugarry y Museo Zorrilla, además de la colaboración de las intendencias de Lavalleja y Maldonado, el Instituto de Cultura Italiano en Montevideo, la Fundación de Arte Contemporáneo, Tajam Uruguay y Archivo Nacional de la Imagen-SODRE.
 
     Mediante dibujos, videoarte, instalación y registro de performances reparatorias, la exhibición rescata la primera película uruguaya dirigida por una mujer: Vocación, de Rina Massardi, en 1937.
 
     Aunque “las reseñas indican que no fue un éxito de público y que la película fue invitada al Festival de Venecia de 1939”, explica la artista, directora de arte y docente Inés Olmedo, “la figura de la pionera cineasta-diva de ópera se reveló como un hallazgo fascinante, aun en sus facetas menos agradables. Pero por alguna razón yo ya estaba jugada: la misión de rescate de su memoria, y en la suya la de mi propia vocación ya se habían puesto en marcha”.
 
     Precisamente, Fernando López Lage y Ángela López Ruiz añaden: “Durante estos últimos años, la artista Inés Olmedo se hace relativamente invisible en el campo del arte sin dejar de lado su vocación inicial, el dibujo y la pintura. Comienza un trabajo pionero en la dirección de arte en el campo de la producción audiovisual, siendo una de las referencias regionales. Es así que Olmedo toma el caso de Rina desde una identificación desde esos lugares que ambas supieron hacer dinámicos, variables y permeables: la vocación”.
 
     A juicio de los curadores, “en este punto es donde Olmedo genera una puesta en escena de su propia configuración, de su deseo. Rina Massardi se transforma en una premisa que impulsa esa configuración a través de diferentes dispositivos y pequeñas mise en scene. La exposición proyectada se articula en tres ejes: actos reparatorios, instalación y video, apropiación gráfica”.
 

7/2014