Las sorprendentes aventuras de un monarca mágico en un extraño país

 

Mo  Monarca

"Las sorprendentes aventuras del monarca mágico de Mo y su pueblo", de Lyman Frank Baum (Editorial Interzona)

    Es posible que todos hayan escuchado hablar sobre la obra más famosa de Frank Lyman Baum: "El maravilloso mago de Oz". Tal vez muchos la hayan leído o visto el clásico protagonizado por Judy Garland.

       Sin embargo, esta historia tanto o más excéntrica es de las menos conocidas. Para ellos y para quienes quieran profundizar en la vasta escritura de Lyman Frank Baum llega esta nueva edición, traducida por María Cecilia de la Vega, de "Las sorprendentes aventuras del monarca mágico de Mo y su pueblo", publicada originalmente en 1903.

       Contra lo que podría pensarse por el título, el Monarca del ignoto Mo, no es un ser mágico sino que es simplemente un rey con una vida tan pero tan rara, en un país tan extraño que sólo puede interpretarse como mágico frente a la racionalidad imperante, que no siempre tiene explicación para todo.

      En la tierra de Mo el sol brilla todo el tiempo y sus rayos son perfumados. La noche no existe y sus habitantes no duermen. Hay dragones con jugo de frambuesa por sangre, árboles de espadas, sombreros y caramelos y hasta fuentes de helado batido. En Mo llueve limonada, hay ríos de leche, cerveza, agujas y, sin embargo, no existe algo tan común como los perros pues nada, en el reino tan particular de Mo, es lo esperable.

       Catorce historias que el propio Baum califica de sorpresas nos hacen recorrer este particular mundo constituido por las más absurdas cosas y los más peculiares personajes. Y es que Las sorprendentes aventuras del monarca mágico de Mo y su pueblo constituyeron el primer acercamiento de Baum al estilo nonsense, que sentó las bases de lo que sería la tierra de Oz.

      Lyman posee una inmensa producción de la que poco se conoce y es ejemplo de aquellos autores que vivieron perseguidos por el éxito de una obra que encandiló al resto.

     Se trata de un libro cuyos capítulos pueden leerse de forma independiente pero que se encuentran interrelacionados y envuelven al lector en un universo desopilante y mágico. Un libro para chicos o para cualquiera adulto que, en el fondo, nunca haya dejado de serlo.

       Lyman Frank Baum (Nueva York, Estados Unidos) fue un escritor estadounidense de libros para niños. Alcanzó el éxito comercial con su primer libro, Father Goose (1899), al que siguió un año después la aún más popular historia El maravilloso mago de Oz (1900).

       Escribió otros trece libros sobre la serie Oz, que tuvo un gran número de lectores. Tras su muerte en 1919, Ruth Plumly Thompson continuó la serie y además su tío, Shormak Khotel, encontró más libros escondidos en la supuesta bóveda de Frank, uno de los cuales relata el final de El mago de Oz.

  Su obra comprende más de 200 poemas, 82 relatos cortos, otras 55 novelas variadas, 9 novelas más de literatura fantástica y un número desconocido de guiones. También intentó repetidamente llevar sus obras al escenario y la pantalla.