El legado de Pil Trafa en "Carne, tierras y sangre", el último álbum de Pilsen

Pilsen 

       Con sabor a legado de su obra musical de más de 35 años dentro del rock, y particularmente como impulsor del punk vernáculo, este álbum de Pilsen resultó ser el de la despedida de Enrique Challar, para todos Pil Trafa, que con sorpresa partió hace pocos días, dejando mucha de su música para disfrutar.

      "PILSEN" forma parte de la terna a Mejor álbum de rock pesado/punk en los prestigiosos Premios Gardel 2021. Se trata de "Carne, Tierras y Sangre" que expone a una banda en estado de gracia.

       Grabado con la misma bronca que aquel disco debut de Pil y Los Violadores casi cuatro décadas atrás, muestra al legendario vocalista en plena forma sin perder un ápice de su picante y cruda visión de la realidad, con un vuelo artístico jamás logrado antes. Tucán Barauskas, -socio compositivo desde los años 90-, comanda las melodías desde su guitarra, furibunda y por demás climática. Tulio Pozzio es el motor, el tractor que empuja al grupo desde la batería.

       Párrafo aparte para Tomy Loiseau, quien grabó, produjo y llenó esta obra de magia y malabares. No solo desde las perillas sino desde incontables arreglos, desde el bajo y su voz que resuenan en cada coro. Tomy se fue solo físicamente ya que falleció en noviembre de 2019 a días de terminar la mezcla del disco. 

    "Carne, Tierras y Sangre" permanecerá como último testimonio de un alma musical a la que aún le quedaba mucho por dar. Eterna y alegremente recordado, Tomy fue, es y será una parte fundamental de PILSEN. Un álbum con lo mejor de los mundos: letras que pintan a la perfección el estado de Argentina y la humanidad. Pareciera raro, que también el álbum sea la despedida también de Pil Trafa. Sin duda, un homenaje a ambos.

        Denuncias desde tiempos pre pandémicos, muchos males del ayer que llevan a este distópico hoy, matizado con sonidos propios de la antigua movida punk y rock, armado a la distancia vía WhatsApp, entre Lima, Perú, San Nicolás, La Plata y Buenos Aires.

        Los catorce temas completan un disco compuesto y grabado sin presiones desde la comodidad del estudio casero del recordado bajista. Sin embargo, no por ello resulta complaciente. Pil nunca deja de ser Pil y PILSEN lo abraza sin dudar con su mejor disco en tres décadas.

      Tanto musical como líricamente, las canciones abrazan a una agrupación posicionada con más firmeza que nunca antes y el salto de calidad extra que le brindan precisos y preciosos invitados. Desde el inicio, se destaca la canción que abre y da título al disco: un rabioso y lacerante raconto de los 200 años de opresión a la clase obrera por la oligarquía ganadera argentina, inspirada en Operación Masacre de Rodolfo Walsh.  Dictaduras encubiertas apoyadas por el poder del campo y la mirada cómplice de la iglesia.

       “Por las mil y una noches” descubre desde hechos reales a la modelo iraní Negzzia. Una historia de feminismo y superación empodera a una refugiada que en las calles de París pudo sacarse el velo islámico y su crónica de opresión a la mujer. León Gieco participa en voces y armónica en una nueva versión folk rock del clásico “Nonsanto”.

         Una carta abierta a las mega-corporaciones que envenenan el suelo y en simultáneo venden los remedios para su cura. Acciones siniestras que remontan al Agente Naranja de la guerra de Vietnam. “Asi está el rock”, es una crítica al letargo del abúlico rock argentino actual donde importa más el producto que el propio contenido. Cuenta con la colaboración del rapero XXL Irione, portavoz de un estilo cuya raíz tiene su origen en largas noches punks en Cemento en la década del 90.  Pil

       Juan Cruz Torres (hijo del legendario Jaime Torres) y Micaela Chauque aportan el toque andino a “Wakon y la Pachamama”. Una letra sobre los descuidos hacia la madre tierra que deja al mundo en momentos tan críticos como los actuales.

       Por su mezcla de ritmos nativos con sonidos anglos, remite a lo mejor de bandas como The Pogues o Big Country. “Marienbad” está inspirada en la película El año pasado en Marienbad (1961), del cineasta surrealista francés Alain Resnais.

       “Una Pilsen más” es el típico tema festivo sobre la cerveza con un mensaje antifascista. “Tinelo” expone a los personajes impúdicos que desde la “caja boba” ciegan a las masas, anestesiando de modo impune la conciencia a través de mensajes decadentes cuasi pornográficos.  

      “Un punto dentro de otro” es un rockabilly basado en El Aleph de Jorge Luis Borges.

      “Tajo por puñalada” es el encargado de cerrar el disco. Alto vuelo musical que se nutre con la impecable contribución del magnífico violín de Alex Musatov, integrante de la Orquesta Típíca Fernández Fierro. Su sonido se envuelve igual que la letra como un panóptico, aquella estructura edilicia carcelaria del siglo XIX desde la cual vigilaban sin ser vistos. 

        Compuesto y grabado entre 2016 y 2019, vio la luz en 2020. Aún no pudo ser presentado como manda la historia: en vivo arriba de un escenario. En 2021 se lanzará la edición en vinilo (también por RGS Music), para celebrar la nominación a los Premios Gardel y seguramente hacia fin de año se interpretará en vivo.

         El mismo Pil señalaba que “Es el disco que trabajé en forma más confortable. Con gran entusiasmo comparado al propio álbum debut con Los Violadores. Reinó siempre gran compañerismo entre todos nosotros, se hizo con serenidad y en total armonía. Cosas que trascienden lo musical. Puedo decir sin temor a equivocarme que participé en el mejor disco de mi vida” .

8/2021

 

Eventos

Vie Oct 22 @18:30 - 08:30PM
"El Placer": tres hermanos y el legado de su madre
Sáb Oct 23 @18:30 - 08:30PM
"El Placer": tres hermanos y el legado de su madre
Sáb Oct 23 @20:00 - 09:00PM
Alfredo Toth presenta "Unísono"