Manuela Rosas y sus cartas inéditas a una amiga

 

 

 

Manuela

    Durante todos los sábados de noviembre, en El Excéntrico de la 18ª, Lerma 420,a pasos de Scalabrini Ortiz, se puede ver "Manuela Rosas", una obra protagonizada por Cristina Banegas y Elena Gowland, y que está basada en el libro de Lidis González "Jamás escribo lo que no debe verse".

    Esta pieza, que se ofrece con funciones a las 19 horas, cuenta con dramaturgia y dirección general de Graciela Camino, producción ejecutiva de Valentina Fernández de Rosa, dibujos en arena de Alejandro Bustos, música de Wenchi Lazo, iluminación de Marcelo Cuervo, fotografía de Nora Lezano, coreografía de Jazmín Titiunik, y asistencia de dirección de Tomás Raele.

     Según la directora Camino, el proyecto de puesta en escena de “Manuela Rosas”, nace a partir de un hecho singular:  el hallazgo de once cartas inéditas de Manuelita Rosas enviadas a su amiga Petronila Villegas de Cordero, durante un período que abarca veinte años de su destierro en Londres.

       "Este pequeño gran acontecimiento para la historiografía argentina, el del hallazgo digo, fue protagonizado por Lidia González, investigadora y pertinaz lectora de las huellas de nuestra memoria histórica.

       Su trabajo de transcripción textual (incluida la caligrafía original de la correspondencia) y el encuadre del social histórico en ese largo período de veinte años, componen una línea de tiempo que nos invitó a pensar en un dispositivo escénico que contuviera este tesoro.

      De la lectura y las conversaciones con Lidia González, fueron surgiendo las imágenes de una posible estructura dramática a partir de esos textos.

      En ese engranaje convive el personaje de Manuela Rosas, interpretado por Cristina Banegas, con el de la Cronista, que encarna Elena Gowland.

     Su presencia es sustancial al relato, es quien acompaña a Manuela en esta travesía, desde sus años de “Estrellita Federal” como la nombraba su padre, hasta el confinamiento y la vejez en su destierro en Londres.

     En esto ha consistido el trabajo de la dramaturgia, y en armar un cruce de lenguajes que amplíen  e iluminen el sentido de las cartas.

      Para esto hemos compuesto una partitura única con el soporte de las actrices y los textos, en diálogo con las imágenes construidas en vivo por Alejandro Bustos, quien desde su mesa de trabajo proyecta los dibujos con arena que amplían y abren el mundo intimista de las dos mujeres a un espacio de horizontes y aconteceres.

      La música compuesta por Wenchi Lazo, también va en dirección a expandir y complejizar el universo de la palabra.

      La luz fue concebida como un lenguaje esencial en la puesta. Marcelo Cuervo imaginó y propuso los códigos de convivencia para el diálogo entre las visuales proyectadas y la precisión de los ambientes y personajes.

      Partimos de un hallazgo, una huella que se imprime en la sensible memoria de nuestro ser colectivo.

      Quisimos rescatar de puño y letra un aleteo de mariposa en la larga vida de Manuela Rosas. Traerla a la luz, ponerla a disposición de ojos y oídos atentos. Dejar una señal poética, un trazo documental".

 

11/2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eventos

Jue Ago 18 @18:00 - 07:00PM
"Las Fugitivas", los domingos en el Teatro El Crisol
Jue Ago 18 @19:30 - 09:00PM
La Madonnita, de Mauricio Kartun, sigue en agosto
Jue Ago 18 @20:00 - 09:30PM
María & Isabel, una tragedia isabelina